Blog Single

13 May

El golpe de calor

Es un cuadro médico grave que pone en peligro la vida, y que se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de los 39.4 a 41°C o más y que puede deberse a altas temperaturas ambientales, por actividad física vigorosa o por otras condiciones que eleven su temperatura corporal y que el organismo sea incapaz de regular su temperatura y produce una situación de ajuste térmico.

¿Cómo prevenir?

  • Usar ropa ligera, sombrillas, gorra o sombrero
  • Buscar un medio ambiental fresco
  • Ingesta de líquidos
  • Precauciones en la toma de medicamentos que provocan deshidratación.
  • Evitar permanecer en un vehículo caliente
  • No ingerir bebidas con cafeína, azúcar o alcohol para hidratarse
  • No exponerse al sol en las horas de mayor radiación que son de 11:00 a.m. a 15:00 horas.

 

Para evitar la deshidratación:

  • Tomar 500 ml de agua 2 horas antes del ejercicio.
  • Durante el ejercicio prolongado (60 minutos) de 500 a 700 ml de agua fría.
  • Después del ejercicio reponer el déficit de líquidos.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • Niños menores expuestos por mucho  tiempo al sol sin la protección correspondiente.
  • En personas geriátricas o personas que tienen trabajos laborales al pleno sol o en deportistas.
  • En personas que consumen antihipertensivos, ya que estos medicamentos disminuyen la sudoración.

 

¿Cuáles son los síntomas?

  • Somnolencia
  • Cansancio
  • Nauseas
  • Vomito
  • Zumbido de oídos
  • Y en etapas avanzadas hasta puede caer en coma o convulsionar.

 

¿Qué puedo hacer en caso de que se presente golpe de calor o insolación?

  • Colocar al paciente en un lugar fresco o cuando menos en la sombra, afloje sus ropas y aplique paños húmedos.
  • Dele de beber agua, en caso de vomito suspenda la administración.
  • Trasládelo de manera inmediata a la unidad médica más cercana.

Recuerde que la deshidratación a consecuencia de diarreas es una grave complicación que de no ser atendida de forma adecuada podría ocasionar la muerte.

Por ello se recomienda:

  • Aumentar la ingesta de líquidos y tomar vida suero oral, los cuales están disponibles en todas las unidades médicas del sector salud y son gratuitos.
  • Continuar con alimentación habitual, como caldo de pollo, sopas, atoles, etc.
  • El calor induce daño en los tejidos corporales, la severidad del cual es dependiente del  llamado máximo térmico crítico (nivel y duración del calentamiento central del organismo).
  • El máximo térmico crítico en el humano es de 41.6°C a 42 °C entre 45 minutos y ocho horas.
  • A temperaturas corporales extremas (49°C a 50°C), todas las estructuras se destruyen en menos de 5 minutos.

 

 

Related Posts

Leave A Comment