Blog Single

13 May

El hígado y su gran importancia.

El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo humano y cumple un papel fundamental en la regulación de sus funciones orgánicas.

 Realiza  funciones como el proceso de nutriente, transformación de desechos y sustancias nocivas, la síntesis de proteínas, azucares, grasas y bilis.

 A pesar de su gran capacidad de regeneración el estrés, abuso continuo de alcohol, tabaco, drogas o los virus hacen que esta capacidad se pierda y se produzcan lesiones permanentes.

 Cuando el abuso de alcohol persiste de forma prolongada y produce una acumulación anormal de grasa en las células hepáticas (hígado graso) se provoca la hepatitis alcohólica.

 Esta inflamación aguda de las células hepáticas deteriora el mecanismo del hígado. Además del alcohol, ciertos virus atacan las células hepáticas e inflaman el hígado provocando la hepatitis vírica.

 Tanto el alcohol como las infecciones virales, pueden causar a mediano – largo plazo enfermedades crónicas como la cirrosis, donde el daño causado al hígado puede ser irreversible.

El proceso del hígado graso es el siguiente:

  1. El hígado acumula el exceso de azúcar que consumen.
  2. El azúcar forma grasa en el interior del hígado.
  3. Se provoca esteatosis hepática o hígado graso, que comúnmente se produce por una ingesta masiva de alcohol.
  4. El hígado no funciona correctamente.

 

“Cuidado con el exceso de azúcar, no solo produce  aumento de peso”.

Síntomas:

  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen.
  • Fatiga crónica.
  • malestar general y pesadez después de las comidas.

Detección:

  • Exámenes de sangre para evaluar el nivel de transaminasas.
  • Ecografías: para determinar el brillo,

Related Posts

Leave A Comment