Blog Single

16 Dic

PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO “BAJAR DE PESO” ¿COMO AYUDAR Y LOGRARLO?

peso-8-kgNuevamente hemos llegado a otro fin de año, el momento en que reflexionamos sobre todo lo pasado, desearnos mejores tiempos y de ver en el próximo año la oportunidad de cambiar aspectos nuestros que venimos cargando año tras año.

Es común escuchar a un familiar que este año nuevo bajará los 10 kilos que le sobran, que dejará de fumar, que ahorrará para ese viaje que tanto anhela desde hace 20 años.

Pero, ¿cuántos de nuestros propósitos de los años anteriores hemos logrado?

Es como si solamente pensáramos: “No me gusta esto de mí y ojalá fuese diferente; tal vez este año algo suceda y milagrosamente cambie”.

Pero, ¿qué hacemos realmente para cambiar? ¿Qué tanto deseamos o necesitamos modificar nuestras costumbres para lograr el nuevo propósito?

Uno de los más comunes y que cada vez es más necesario debido al incremento mundial de la gente con Obesidad es el bajar de peso, pero pensar simplemente en llevar una dieta nos abruma, sin embargo, pasan los años  y nuestra figura no mejora.

Siempre es una opción consultar a un nutriólogo. Nos proporcionará recetas diarias para cada una de las comidas del día, lo visitaremos periódicamente y con mucha fuerza de voluntad y una gran variedad de alimentos a la semana, a los 6 meses tendremos una figura más parecida a nuestro deseo.

La opción del ejercicio es una de las más solicitadas. Muchos nos inscribimos en algún gimnasio en enero y para marzo casi todos lo hemos abandonado.

Pero si revisamos nuestros hábitos de alimentación y vemos que realmente no somos del tipo de persona compulsiva que come a todas horas del día ni lo hacemos en grandes cantidades, entonces tenemos la opción de cumplir nuestro propósito este año de una manera muy sencilla.

Observaciones para adelgazar

Primeramente revisemos si dentro de nuestros hábitos alimenticios está el refresco (gaseosa o soda), si es así, posiblemente alcancemos la talla deseada por la simple eliminación total del refresco en nuestras vidas. No es un alimento ni una bebida necesaria pero actualmente la mayoría de las personas que tenemos problemas de obesidad se debe a que hemos dejado de tomar agua y la hemos substituido completamente por los refrescos.

Regresemos al agua, además de que cuesta menos es indispensable para el correcto funcionamiento del organismo. Con la eliminación del refresco de manera completa podemos ver resultados muy notorios en menos de 3 meses. Es de llamar la atención que méxico ocupe el primer lugar en obesidad infaltil y al mismo tiempo “México ocupa el primer lugar mundial en consumo per cápita de refrescos y el segundo en importancia en ventas después de Estados Unidos” de acuerdo a lo reportado por El Universal.mx el 3 de abril de 2010.

Tal vez no tengamos la costumbre del refresco, pero sí de tomar aguas frescas de sabor cargadas de endulzantes. Estas se pueden tomar ocasionalmente sin mayores problemas, pero si siempre tomamos agua de sabor en lugar de agua natural, esta podría ser la causa de nuestra obesidad. Reduzcamos su consumo a solo un vaso en las comidas y veremos el efecto en nuestro organismo.

Si somos de las personas que necesitamos estar comiendo entre comidas, procuremos tener frutas y verduras en casa o el trabajo, para evitar consumir productos chatarra que normalmente podrían ser los causantes de nuestro aspecto. Las frutas son económicas si nos apegamos a comer las que son de temporada. Comer una zanahoria o una mandarina en lugar de un paquete de galletas o una bolsa de dulces nos ayudarán a eliminar esas tallas de más en algunos meses.

Si comemos productos grasosos, como antojitos, fritangas, etc. no debemos preocuparnos, la grasa excedente en los alimentos normalmente se elimina de nuestro organismo de manera natural sin llegar a convertirse en parte de nuestros tejidos adiposos. Los carbohidratos que nos aportan calorías son los que terminan en nuestra cintura y otras partes del cuerpo cuando nuestras actividades no son lo suficientemente dinámicas como para utilizar ese poder energético. Como regla general asegúremos al menos de ingerir grasas de origen natural y elimine las margarinas, es mejor consumir la mantequilla aunque es más cara.

Además de eliminar los refrescos modifiquemos nuestros hábitos de ingesta de otros carbohidratos, como pasteles, helados, etc. no abusando de ellos.

Con estos pequeños ajustes en nuestra alimentación y sin las restricciones de una dieta, muchos podremos obtener el peso deseado y, los que no lo logremos, ya vendrá un año nuevo el siguiente año para volver a pensar en este propósito.

Compartido por: Nutriólogos en red

www.nutriologosenred.com

Related Posts

Comments

There are 3 comments on this post.

  1. Yasmin

    16 diciembre, 2014

    Responder

    ¡Impresionante! A pesar de haber muchas palabras lo he estudiado de un tirón y he bajado a la
    zona de comentarios directamente para agradecerte esta entrada,
    excelente ! Felicidades

  2. Bryant

    16 diciembre, 2014

    Responder

    Me ha apasionado este artículo y nunca había analizado una opinión como esta sobre
    el tema, excelente ! Saludos

  3. Loretta

    16 diciembre, 2014

    Responder

    Un perfecto texto y muy recomendable. Saludos

Leave A Comment